CONSEJOS DE CUIDADO

Con estos simples cuidados tus piezas podrán durar mucho más tiempo en buen estado:

MANTÉN TUS PIEZAS PROTEGIDAS DE LA SUCIEDAD. El polvo ambiental las ensucia y la simple grasa corporal de la piel hace que la suciedad se adhiera al metal. Guarda tus piezas en una bolsita o una cajita protegidas del aire libre y del polvo del ambiente.

PROTEGE TUS PIEZAS DE LA HUMEDAD. Las piezas de cobre y pátinas no deben mojarse y hay que evitar que estén en sitios con muchas humedad ya que puede hacer reacción en el metal y en la propia pátina.

Las piezas de otros metales no las mojes, evita llevarlas en ambientes especialmente húmedos (la piscina, el gimnasio, la playa..) o guardarlas en el baño donde suele haber mucha condensación. Evita echar perfumes sobre el colgante, perfúmate primero y cuando la piel esté seca ponte entonces tu collar. Ten especial cuidado con pulseras y anillos porque son los que están más expuestos al agua.

MANTENLAS ORDENADAS. El roce entre piezas puede dañar las piezas con arañazos y rayaduras, ten especial cuidado con las superficies lisas o mates.

LÍMPIALAS DE VEZ EN CUANDO. Si tu pieza ha perdido brillo, está ennegreciendo o tiene manchitas verdes es que necesita una pequeña limpieza. En un bol mezcla agua bien caliente, échale un chorrito de jabón friegaplatos. Deja las piezas en remojo 1-2 minutos, acláralas bien con agua y sécalas. Es muy importante secarlas bien.